La Legionela en los depósitos ACS

La legionela es un factor de riesgo en los depósitos de agua caliente sanitaria (A.C.S.). El propietario del acumulador es el responsable de mantenimiento periódico para evitar el riesgo.






Entorno y desarrollo de la legionella:


El medio natural de la Legionela es el agua, está considerablemente extendida en medios acuáticos naturales como ríos, fuentes, lagos, etc… donde se encuentra en pequeñas concentraciones.

Para que entrañe peligro para la población tiene que habitar los sistemas hídricos construidos por el hombre, mediante las redes de distribución de agua potable; para su crecimiento la bacteria necesita temperatura apropiada que permita su multiplicación, pero también requiere otros requisitos como nutrientes adecuados (óxidos, lodos y suciedad en general). Por último, para lograr su máximo crecimiento necesita un hábitat de agua con poca velocidad de circulación.

Factores que intervienen en su desarrollo:
  • Temperatura: 20 a 45 °C (el factor más influyente).
  • Remansamiento del agua.
  • Suciedad (nutrientes).

Instalaciones de riesgo: Depósitos ACS


Atendiendo a su entorno y a la forma de transmisión de la bacteria, en el artículo 2 del Real Decreto 865/2003 las instalaciones se clasifican, según su posibilidad de multiplicación y dispersión de Legionela, en tres grupos. Las instalaciones de agua caliente sanitaria (ACS) se circunscriben en las de mayor riesgo cuando tienen acumulación y recirculación, y son de riesgo menor cuando no tienen circuito de retorno.

Según se detalla en el mismo artículo quedan eliminadas del ámbito de aplicación del RD 865/2003, las instalaciones situadas en edificios dedicados únicamente a viviendas, excepto las que afecten al ambiente exterior de estos.

Responsabilidades del propietario de un depósito ACS


Son los titulares los responsables del cumplimiento de lo dispuesto en el RD y de que se realicen las operaciones de mantenimiento periódico, las reformas estructurales y funcionales de las instalaciones, el control de la calidad microbiológica y físico-química del agua, con la finalidad de que no suponga un riesgo para la salud pública. La contratación de una empresa de mantenimiento externo no exonera al titular de la instalación de su responsabilidad.

Mantenimiento para prevención de legionelosis


Los depósitos acumuladores de ACS deben tener un control diario de la temperatura, que no debe bajar de 60ºC, requieren de una purga semanal, una revisión trimestral y una limpieza y desinfección anual, así como un tratamiento general cuando se observe un gran deterioro del sustrato por formaciones de cal u óxido en el interior. En este último caso es donde interviene Depósitos ACS – Grupo DePintur.


Solicitar presupuesto